Nueve

27 febrero, 2021 § Deja un comentario


La otra cara del retrato

Quien la incrustó en el palo de escoba seguramente la encontró ya separada de su cuerpo. La imagino como aquellas muñecas que abren y cierran los ojos con solo balancearlas, quizá, con el balanceo dejaba escapar una vocecita diminuta que llama o llora. Llevo algunos años encontrándome con ella clavada en la punta de la escoba. La he visto de lejos y de cerca, nunca he sabido de quién fue la idea pero parece buena compañía para quien barre los deshechos diarios. Pero, viéndolo bien, no es la cabeza de una muñeca sino la de un muñeco. El poco pelo desteñido en la cima y los costados sin trazos, ni siquiera simulados, de algún tipo de peinado, moña o cola de caballo, dejan entrever el muñeco, varón, vestido con pantalón corto, verde, sostenido por cargaderas del mismo verde y camisa blanca. Los zapatos negros y las medias blancas seguramente de una sola pieza y de plástico, desaparecieron cuando cayó en desgracia y su dueño, ¿dueña?, no lo quiso más. Entonces fue a parar a la basura, de donde lo rescató, quien lo rescató. Si hubiese tenido nombre, no lo imagino; y quien lo rescató tampoco…

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

Ahora solo falta que la “cosa” que alivia la “cosa” se pierda…

Exposiciones en el Museo Maja de Jericó

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con muñeco en .