Diecisiete

24 abril, 2021 § Deja un comentario


La otra cara del retrato

Jugó al fútbol casi desde antes de aprender a caminar. Jugó y jugó y jugó. Jugó tanto que para terminar el colegio, se demoró el doble de tiempo que sus compañeros de barrio. Cuando le preguntaban cuál era su puesto preferido en la cancha, respondía con seriedad: “estorbo izquierdo” y tal vez por la ironía, que venía del fondo del corazón, nadie en su familia, ni entre los amigos, creía que tenía futuro en eso de jugar al fútbol. Sin embargo, él solo jugaba al fútbol. A mañana, tarde y noche, jugaba al fútbol. De la cancha a la casa y de la casa a la cancha. Dudaron tanto de sus talentos para hacer gambetas, patear al arco, crear de la nada pases de gol en partidos perdidos, que nadie volvió a preguntar por su futuro y él tampoco volvió a mencionar el asunto. Ni siquiera volvió a las reuniones familiares o a pasar por la sala de la casa para saludar cuando había visita. El día que lo vi en el bus, hizo todo el recorrido en el puesto delante del mío, parecía a la espera de algo o alguien que no llegaba. Lo vi algunas veces más, con la misma camiseta y la misma espera, tal vez, de celebrar el gol que no llegaba…

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

… ¿Cuál “cosa”?, ¿? ¿la china?, ¿la brasileña?, ¿la británica?…

Exposiciones en el Museo Maja de Jericó

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con fútbol en .