Veintisiete

3 julio, 2021 § Deja un comentario


La otra cara del retrato

Primero fue Hal, con figura de computador, el androide que dominó en “2001 Odisea del espacio”. Luego vino C-3PO uno de los androides de “La guerra de las Galaxias”. El que vi hoy con aire de “androide de bien” de la segunda mitad del siglo XXI, no protagonizó ninguna película, iba por un pasillo con apariencia de nave espacial… En el 2051, algunos humanos al nacer serán aumentados. Les será implantada en el cerebro una partícula, que cambiará de precio según la profesión, talento, habilidad o ambiciones de poder que los progenitores, con capacidad económica y partícula, deseen para el recién nacido. Ellos serán los “androides de bien” y ejercerán los privilegios que sus partículas asignen. En niveles secundarios se encontrarán aquellos que por generaciones no han tenido con qué pagar la partícula y siguen siendo humanos, el estrato más bajo de aquella sociedad, solo con acceso a oficios domésticos o no clasificados. En los primeros veinte años del siglo XXI, hoy; la mayoría de la población se puede asimilar a los humanos de treinta años después, 2051; hoy también, las “gentes de bien”, sin partícula, saben que el poder se compra a precios descomunales o, de cualquier manera… pero se compra, y ejercen como lo harán los “androides de bien”, con partícula, en la segunda mitad de siglo ¿será posible…?

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

… Ni con segundas dosis la “cosa” cede…

Museo Maja de Jericó

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con 2001 odisea del espacio en .