Veintinueve

17 julio, 2021 § Deja un comentario

La otra cara del retrato

Trazar la base. Una suerte de plano urbano con calles y carreras que delimita los segmentos donde cada línea de trazos trenzados tiene origen. Trenzar trazos con tinta y pluma fina hasta dibujar el retrato es lo que sigue. Aprender las sinuosidades de las líneas y seguirlas con trazos cortos. Cada línea toma el tiempo de una pose. De cada pose resultan trazos trenzados hasta la mitad de la espalda; más largos, más cortos, con final delicado o punta levantada. Los trazos se repiten, se mezclan, arriba, abajo, a los lados, con extensión y caída propia. Cada línea de trazos trenzados tiene la posibilidad de trenzar distinto: arriba en corona, a un lado en flor, en caída libre; en cualquier lugar, las líneas no perderán su esencia de trazos trenzados en direcciones opuestas pero inseparables. La elección aquí y ahora es caída libre. El plano con calles y carreras, base de los trazos, será inmutable. La otra cara de un retrato es el resultado de trenzar trazos con tinta y pluma fina… 

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

¿… Qué necesita la “cosa” para dejar de ser “cosa”…?

Museo Maja de Jericó

Etiquetado:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Veintinueve en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: