Nueve

27 febrero, 2021 § Deja un comentario


La otra cara del retrato

Quien la incrustó en el palo de escoba seguramente la encontró ya separada de su cuerpo. La imagino como aquellas muñecas que abren y cierran los ojos con solo balancearlas, quizá, con el balanceo dejaba escapar una vocecita diminuta que llama o llora. Llevo algunos años encontrándome con ella clavada en la punta de la escoba. La he visto de lejos y de cerca, nunca he sabido de quién fue la idea pero parece buena compañía para quien barre los deshechos diarios. Pero, viéndolo bien, no es la cabeza de una muñeca sino la de un muñeco. El poco pelo desteñido en la cima y los costados sin trazos, ni siquiera simulados, de algún tipo de peinado, moña o cola de caballo, dejan entrever el muñeco, varón, vestido con pantalón corto, verde, sostenido por cargaderas del mismo verde y camisa blanca. Los zapatos negros y las medias blancas seguramente de una sola pieza y de plástico, desaparecieron cuando cayó en desgracia y su dueño, ¿dueña?, no lo quiso más. Entonces fue a parar a la basura, de donde lo rescató, quien lo rescató. Si hubiese tenido nombre, no lo imagino; y quien lo rescató tampoco…

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

Ahora solo falta que la “cosa” que alivia la “cosa” se pierda…

Exposiciones en el Museo Maja de Jericó

Ocho

20 febrero, 2021 § Deja un comentario


La otra cara del retrato

La tristeza pesa. Ocupa más de lo que uno imagina. Algunos la disimulan con cierto éxito; otros, en cambio, por más esfuerzos que le dediquen no logran acallarla porque cuando toma posesión es inconsolable, incontrolable y desborda. Una mano o un brazo de apoyo no son suficientes, está y es bien visible. A este hombre, Tara lo llaman, la tristeza no lo abandona, lo domina hasta hacer de él un manojo a punto de sucumbir. Cuando simula alejarse, Tara, quien ya ha sucumbido bajo su peso, presiente que le hará falta, porque le hace falta. Es entonces cuando las barreras caen; la tristeza se apodera, y ya parte de él, no le permite subsistir sin su presencia. Tara lleva gafas para el sol que no usa en este momento porque no hay sol, pero cuando las necesita para enmascarar sus ojos entrecerrados, llorosos, tristes, se las pone para que quien se encuentre en frente, no los vea, porque sabe que cuando la tristeza se contagia por los ojos se riega por todo el cuerpo…

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

Ahora es por partida doble: la “cosa” y la vacuna para la “cosa”…

Exposiciones en el Museo Maja de Jericó

Siete

13 febrero, 2021 § Deja un comentario


La otra cara del retrato

El peinado a la plancha y el corte recto podrían ser causa de fascinación. Mantenerlo es labor delicada. Sin embargo no es nada en comparación con la inscripción al límite del corte: “Por Siempre” a secas, tatuada en letras de estilo, que podría tener mil significados. Sin puntos suspensivos que abrieran una puerta o dejaran la posibilidad de una sorpresa. Sin otro atributo visible, las dos palabras podrían ser el principio del fin, una declaración de amor o una amenaza. Entonces creí comprender el por qué del corte recto, planchado, en orden perfecto, y regresé al momento en que ocupé mi lugar tras ella. En ese mismo instante, un movimiento inesperado meció el pelo y descubrió la inscripción y a pesar de que el bus, como todos los buses, saltó y zarandeó más de lo esperado, el peinado no volvió a su lugar y las dos palabras quedaron al descubierto. No tuve la intención de imaginar sus ojos o su boca, ella era la inscripción y mostrarla, dejarla ver, era una puerta de salida, un grito de auxilio, una liberación. Cuando bajé del bus ella seguía inmóvil y la inscripción visible…

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

La “cosa”… como todos, parece a la espera de su vacuna…

Exposiciones en el Museo Maja de Jericó

Seis

6 febrero, 2021 § 1 comentario


La otra cara del retrato

Hay llamadas que se extienden porque hay mucho para decir; porque se habla despacio o porque la llamada misma está transida de inconvenientes, explicaciones, preguntas, dudas, desaires que, quien pregunta o responde, espera escuchar del otro lado del aparato. Mientras habla o escucha el hombre del celular, ha hecho toda suerte de poses, pasó de movimientos estrepitosos como si una barrera se interpusiera y no pudieran escucharle, a la tranquilidad del murmullo, de la voz baja, de escucharlo todo y responder sin subir el tono; llegó incluso a la posibilidad de cerrar los ojos para imaginar a su lado, a quien está del otro lado. Ni siquiera el ruido ambiente, voces que llaman o preguntan, que gritan, en el recinto público donde se encuentra, logran distraer al conversador que, enfrascado en lo que dice o escucha, olvida la incomodidad del lugar. El estado de levedad que lo domina puede llevarlo incluso a desaparecer dejando en su lugar una nube que navega sobre la banca desierta…

Retratos…

La otra cara del retrato no son retratos en el sentido de la representación, la técnica y seguramente la evocación. No son eso. Son fotografías que van y vienen, entre la función que cada uno construye de sí frente al mundo, y la mezcla con doce líneas de texto que no pertenecen al sujeto que las inspiró …

Y la “cosa” ahí…

Exposiciones en el Museo Maja de Jericó

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para febrero, 2021 en .