Silla 19

11 mayo, 2019 § Deja un comentario

… No quedan puestos libres…

Hora pico

Hora elegida para terminar la jornada, salir del trabajo, tener afán, estar cansado; hora para no tener intención ni ganas de ver a nadie; hora para estar solo, sentarse en una silla estirar las piernas y tomarse un ron seco, sin más. Es la hora en que los pasajeros suben al metro sin ganas de estar en él y con la intención de llegar a donde quieren llegar lo más pronto posible. Es la hora en que los pasajeros empacados como cigarrillos o sardinas en lata evitan mirarse, dejan correr los ojos por el techo del vagón o se concentran en las pantallas de sus celulares pero no se miran, se ignoran; a menos que viajen en pareja, sean amigos y hayan subido al vagón al tiempo; en ese caso conversan, poco, en voz baja o sonríen, pero nada más. Los novios se agarran de la mano o se abrazan y tampoco se miran. Me ha tocado estar cerca, al lado, de parejas que prefieren concentrarse en sus celulares; alguna vez pensé que para evitar escuchas indiscretas, una pareja chateaba entre ellos. Una tarde, a esa hora difícil subí al metro, por el gentío en la estación no tuve espacio ni tiempo para elegir vagón, el tumulto me empujó hasta el pasillo central de uno de los vagones intermedios. Como todo el mundo, no miré a nadie, dejé que mis ojos vagaran sin intención entre los cuerpos que se empujaban, las bocas que se fruncían, las manos que apretaban, se agarraban o palpaban en los costados con la esperanza de sentir lo que no se puede perder, la billetera, la plata, el celular. Cuando por fin llegaban al celular, aprovechando que, como cigarrillos en paquete nos sosteníamos unos a otros, lo manipulaban con las dos manos. El tumulto se detiene cuando las puertas se cierran y el tren arranca, a pesar de algunos ajustes entre bultos, cuerpos y atados que todo el mundo lleva, lo que sigue es esperar que llegue el momento de abandonar el bulto. Esa tarde el tumulto me empujó por el pasillo central hasta una silla vacía, un puesto libre en medio del gentío cerca de dos mujeres: una gruesa con cara de fatiga concentrada y otra menos gruesa, más joven, vestida con ropa de trabajo y cara igual a la de su vecina, entre las dos, el puesto libre y frente a él yo, sin saber si sentarme o no, esperar que otra mujer, mayor o embarazada decida sentarse o que algún adulto mayor lo ocupe, alguien con una limitación física  o tan cargado de paquetes que no puede seguir de pie; pero no, nadie se ofreció a ocupar el puesto libre. Parecía que ninguna de las categorías mencionadas viajara en el vagón. Y yo tampoco me senté, temí las miradas de reproche, el pisotón accidental o el pellizco disimulado de alguna de las vecinas con mala cara por culpa de la hora, la fatiga o el gentío. Pasaron las cinco estaciones que me separaban de mi destino y nada distinto ocurrió. El metro entró en mi estación, para llegar a la puerta de salida antes de que sonaran las alarmas de cierre tuve que excusarme tres veces y empujar otras dos, hasta que logré saltar a la plataforma. Entonces el tren arrancó. La ventanilla que coincidía con el puesto libre pasó frente a mí. Estaba ocupado. No logré ver si quien lo ocupaba era uno de los que ya estaba allí y se apretujaba detrás de mí o uno nuevo que ignoraba que ese puesto tenía dueño…

Hechos…

La silla de instrumentos, también conocida como silla de batería, es una silla en forma de taburete con un asiento en caja, generalmente sin brazos y con patas diagonales. La caja se utiliza como almacenamiento, en talleres, locales de negocio, oficinas, o casas con mucho adorno y poco lugar donde guardar…

http://www.museomaja.com
Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Silla 19 en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: