Silla 9

2 marzo, 2019 § Deja un comentario

¿… El silencio es ganancia…?

Simulacro inútil

Mesas y sillas ordenadas a lo largo y ancho de un salón inmenso. Voces, gritos, lloriqueos de bebé, correteo de niños, tintineo de cubiertos, choque de los platos, murmullos. Ruido generalizado. Un medio día grabé tres minutos de ese ruido y el resultado fue fulminante. Después he regresado varias veces, seguramente porque los espárragos en salsa blanca y el salmón dorado en ajonjolí tienen buen sabor. Regreso y cada vez, desde mi puesto, observo las mesas vecinas pero nadie se ve preocupado o incómodo por el ruido. Llegué a pensar que era sugestión mía, una prevención de esas que vienen con la edad. Hasta que un día, en horas de máxima ocupación un detalle llamó mi atención. Una barricada, como las que se ven hoy día en la televisión se levantaba a la vista de todos en el centro del salón, en el lugar de una mesa. Era, quizá, una protesta por los desmanes del ruido: para allá el ruido, para acá el silencio. Supuse también que alguna corriente anti-ruido la había levantado. La situación, extraña en un lugar donde la alineación del mobiliario es prioritaria y donde nadie, hasta el momento en que decidí pasar entre las mesas para tomar la fotografía, había manifestado interés o curiosidad por la barricada, era inesperada. Claro está que exhibir la mínima o ninguna curiosidad es solo apariencia. Crucé el salón y tomé la fotografía. Como era de esperar nadie me miró; sin embargo, al volver a la mesa donde mi mujer esperaba, el jefe de sala se acercó a saludarnos; una de las mujeres del servicio se apresuró a traer el menú de postres mientras dos hombres en uniforme hacían desaparecer la barricada. Después del café doble y sin azúcar, partimos. Con o sin barricada el volumen del ruido fue siempre igual, el simulacro de protesta, invisible entonces, no había sido obstáculo para que el ruido corriera a sus anchas por todos los rincones…

Hechos…

… Las pinturas encontradas en vasos y relieves confirman una extensa variedad de sillas en la antigua Grecia a pesar de que la costumbre era comer y trabajar recostados o de pie, nunca sentados…

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Silla 9 en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: