Personajes y espectadores

14 enero, 2017 § Deja un comentario

254-asesino-1

René Magritte. El asesino amenazado. 1927. Óleo sobre lienzo. 150 x 195 cm. MoMA. New York.

Seis, en la pintura de René Magritte “El asesino amenazado” de 1927. Seis personajes vestidos como burgueses de comienzos del siglo XX. El séptimo, la séptima, es una mujer desnuda, aparentemente muerta, recostada sobre un diván de terciopelo rojo. Desde el lugar que me corresponde como espectador fuera de la situación, veo dos piezas en galería con pocos muebles: un diván, un taburete con el sombrero y el abrigo de uno de ellos, una mesa con mantel oscuro de tela gruesa, un gramófono donde, quizá, suena un disco; veo también un maletín en el piso de madera que debe pertenecer a la misma persona. Nada más. Ni camas, ni otras sillas, tampoco láminas en las paredes. ¿Una casa que nadie habita?, ¿una casa sin muebles?, ¿sin inquilinos? o, es también posible: ¿una puesta en escena? Los rectángulos abiertos en lugar de puertas y ventanas no se interponen a la mirada de una estancia a otra; la baranda de hierro forjado en la pared opuesta determina el lugar de la ventana…

•••

… Más allá, punto de fuga o metáfora del clima, una montaña con nieves perpetuas y una cordillera. Según Jacques Brel, belga como Magritte, los más altos picos por esas tierras son los campanarios de las iglesias. Me inclino entonces por la metáfora. Hace frío. En otoño los días son cortos y la luz escasa. Si hay luz y sombras es porque vienen una lámpara; de ahí que las sombras de los muebles y los personajes sean densas y marcadas. Pronto oscurecerá. El cielo azul, frío y sin nubes, es solo un sentimiento. Por la hora y la luz, las paredes se ven grises pero fueron pintadas de blanco poco tiempo antes de que el asesino se sintiera amenazado…

254-asesino-2

René Magritte. El asesino amenazado. 1927. Óleo sobre lienzo. 150 x 195 cm. MoMA. New York. (Fragmento)
•••

… ¿Asesino amenazado?, ¿por qué?, ¿por quién? De los sospechosos, los tres en primer plano, ¿cuál es el asesino? Los otros tres, al otro lado de la ventana, son espectadores o solo un reflejo. Tal vez la posición abandonada de la mujer, la chalina al cuello y la mancha roja en la boca, sugieren la muerte violenta, sin embargo no hay arma homicida. Hay sospechas. El garrote del personaje a la izquierda tiene la contundencia suficiente para matar a cualquiera; la red que sostiene el de la derecha puede servir para inmovilizar la víctima. Por supuesto son solo conjeturas…

•••

… También fueron conjeturas las interpretaciones que algunos dieron al óleo que René Magritte pintó, uno de los más grandes de toda su obra, inspirado en una secuencia de “El muerto que mata” de 1913, una película de la serie Fantômas, cuando dos figuras, seguramente policías con armas extrañas, se disimulan detrás de una puerta para vigilar al asesino que viste de manera formal. Una de las interpretaciones se aproxima a la escena de la película; otra sugiere que los asesinos son los dos personajes armados, al acecho, y el agente de la Ley es quien inspecciona el gramófono. Ambas interpretaciones coinciden en la mujer muerta y en los tres espectadores al otro lado de la ventana como el reflejo de quienes miran la pintura…

254-asesino-5

René Magritte. El asesino amenazado. 1927. Óleo sobre lienzo. 150 x 195 cm. MoMA. New York. (Fragmento)

•••

… Y no escuchan el grito de la mujer en el gramófono. En la “Bella cautiva” la novela que Alain Robbe-Grillet escribió a partir de setenta y siete pinturas de Magritte, el personaje frente al gramófono escucha el disco con el grito de una mujer. El grito anima el maniquí tendido en el diván y lo convierte en mujer viva de carne y hueso. Robbe-Grillet no menciona los tres personajes al otro lado de la ventana, es posible que no los haya visto…

•••

… No los vio porque no estaban allí en ese momento. Pero ahora que están, si les preguntáramos, no como se pregunta a los personajes al otro lado de la ventana, sino como se pregunta al reflejo de los espectadores de la pintura, es seguro que cada uno tendrá su versión de la escena. El espectador de la izquierda hablará de la mujer desnuda que, a pesar del frío, espera inmóvil el momento en que el personaje frente al gramófono ordena a sus subalternos que dejen las armas de juguete sin hacer ruido, salgan a la calle, pongan orden entre los que miran hacia adentro y lo dejen a solas con ella. En ese momento se escucha el sonido de un piano en el gramófono. La mujer se levanta, cubre lo que alcanza de su cuerpo con la chalina y camina alrededor de la habitación hasta encontrar un interruptor que nadie ve, apaga la luz y solo queda el sonido del piano…

254-asesino-3

René Magritte. El asesino amenazado. 1927. Óleo sobre lienzo. 150 x 195 cm. MoMA. New York. (Fragmento)
•••

… El espectador de la derecha no escucha el piano y menos aun el grito de la mujer que menciona Robbe-Grillet. No escucha nada. Para él, la mujer no duerme; para él finge como un maniquí. Cuando el personaje llega por sorpresa, deja sus objetos personales en el piso y sobre el taburete, y se para frente al gramófono, el espectador desecha la idea del maniquí fingido; espera la reacción de los personajes al acecho que, al ver al otro frente al gramófono preparan sus armas, pero pierden el impulso. Sin mirar a la mujer, el personaje frente al gramófono se pone de nuevo el sombrero, luego el abrigo y parte dejando el maletín en el piso al lado del taburete. Deja en su interior un mensaje para cuando ella despierte. La mujer no duerme, espera. Los que acechan esperan también. La espera es interrumpida por el sonido de una puerta al cerrar…

•••

… El tercer espectador, el del centro, no ve partir al personaje frente al gramófono; para él este personaje no se mueve, escucha; llega, deja el maletín en el piso junto al taburete con el abrigo y el sombrero, se concentra en el gramófono y escucha algo que solo él alcanza a escuchar. Los personajes armados con la porra y la red no saben qué hacer. El personaje frente al gramófono deja pasar unos minutos, da media vuelta y se acerca al diván. Los que están al acecho se ponen en guardia, listos para entrar en acción. El personaje, que ya no está frente al gramófono, se acerca a la mujer y con un movimiento rápido de su mano izquierda, es zurdo piensa el espectador del centro, quita el tapón que la mujer tiene en lugar de ombligo. El silbido del aire que escapa a presión llega más allá de la ventana y el cuerpo de la mujer se desinfla hasta quedar abrazado al diván…
254-asesino-4

René Magritte. El asesino amenazado. 1927. Óleo sobre lienzo. 150 x 195 cm. MoMA. New York. (Fragmento)


Argumento. Un cuarto espectador, que no es visible en la pintura, cuenta lo suyo. Con lo que cuenta comienza la historia…
Pierre Alechinski, pintor belga, dice que la margen, él la llama “Marginalia”, es el espacio alrededor del cuadro donde se anotan historias, nombres, resúmenes, agregados, fechas o datos que conducen al interior Edgar Allan Poe recopiló en un pequeño libro titulado “Marginalia” reflexiones que en ocasiones publicó en revistas.
© Saúl Álvarez Lara / 2017

 

Novedad para el 2017 en Ficción.La.Editorial

1-texturas-urbanas-sal9


Nuestros libros se encuentran en:
ficcionlaeditorial@gmail.com o saulalvarezlara@gmail.com

    

  

   

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Personajes y espectadores en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: