Ficción, ficción…

30 enero, 2016 § Deja un comentario

206-Ficcion-1El periódico Vivir en El Poblado de Medellín publica en la portada de su edición 562, una obra de Humberto Pérez Tobón. Se trata de una pintura al óleo sobre madera de una de las puestas en escena de El Teatro Leve que Humberto ha trabajado durante los últimos años. Decir “los últimos años” es decir treinta años, quizá más: de trabajo, de estudio; de dibujar, pintar, raspar y volver a dibujar y a pintar; de “ejercicios espirituales” como él llama sus encuentros con los maestros.
No es la primera vez que Humberto Pérez y su obra pasan por estas Marginalias. He seguido su Teatro Leve durante un buen número de años. No tantos como los que lleva creándolo, y, cada vez que voy a conversar con él en su estudio, pero sobre todo a ver en qué parte de los escenarios de teatro, que son sus pinturas o dibujos se encuentra, me sorprende con una, en ocasiones más de una, pintura o dibujo que no había visto. Varias veces me he cruzado con Humberto en la tramoya de El Teatro Leve; varias veces sus pinturas me han llevado por historias que quizá él no imagino iguales, pero sus personajes y situaciones a punto de suceder, sugieren. Así, las historias que él narra en sus cuadros están al origen de aquellas que los espectadores de su obra imaginan. Y no son necesariamente las mismas. Recordemos aquel parlamento de Borges donde sugiere que una ficción siempre lleva a otra.
206-Ficcion-2La pintura que publica Vivir en El Poblado en la portada de esta edición me sugirió, cuando la vi entreverada con otras en su estudio, la narración, en una imagen, de la novela de Heinrich Böll: “Retrato de grupo con señora”. El séptimo personaje del grupo, el último de la derecha, viste una bata sin cintura, verde, es Leni, el personaje principal de la novela. Tal vez fue la máscara, su lugar en el grupo y la posibilidad de relacionarse con los otros, delante de ella, es inminente. El primer interpelado es el hombre a su lado. Se nota incómodo y en una pose que obliga a pensar en alguna forma de rechazo. Leni parece llamarlo, lo agarra por el hombro y el brazo pero él no escucha. Todos ellos, incluido el hombre incómodo, representan los parientes, los amigos, incluso los enemigos de toda calaña con los que ella trajinó durante la preguerra, la guerra y la posguerra. Quizá porque todos tienen “rabo de paja” la evitan o quisieran evitarla y por eso esperan, a pesar de que quisieran no hacerlo, sobre todo en ese filo donde el mínimo descuido o movimiento sin control puede llevar al abismo. El único que delata su posición y busca una explicación al momento es el arlequín, ¿un militante?, que mira sin curiosidad al grupo desde el filo perpendicular que no se une, deja un espacio insondable entre los otros y él. El arlequín ignora a su vecino distraído con algo que llama su atención en otra parte, en otro filo, y no alcanza a ver a Leni detrás de los que esperan. Quizá por eso su actitud es algo desobligada.
La novela de Heinrich Böll es una pintura, valga decirlo, de la Alemania de antes, durante y después de la guerra; y los personajes que de cerca o de lejos se cruzan con Leni son producto, a pesar de ellos, conscientes o cínicos, de los sucesos que revolvieron el mundo durante esos años. La pintura de Humberto Pérez, representa el mismo drama, por eso la rigidez y el silencio de los personajes, porque ya saben que va a pasar, para dónde van; por eso la espera, los ceños dubitativos y el deseo, no expresado, solamente imaginado por ellos y por mí, de no estar ahí, quizá de estar detrás del telón blanco que cubre la parte de atrás de la escena.
206-Ficcion-3A partir de este momento surge una pregunta y se confirma un hecho. El silencio es total. Los personajes no hablan, no se mueven, incluso Leni está quieta, no hay roce de vestidos. Del fondo del abismo no sube ningún sonido. No hay nada allá, es tan profundo que si el eco se aventura por allí no volvería la superficie. Este es el hecho. El interrogante viene del retiro de la escena que no vemos porque la tela blanca, colgada con ganchos de nodriza de un cable extendido a una altura inconveniente, interrumpe la mirada y deja en duda lo que hay allá, al otro lado: ¿un lugar, una situación, un espacio, donde no se produce ningún sonido? O, también es posible, un lugar donde una multitud espera el primer movimiento de los personajes visibles para lanzarse en desbandada, arrasar, salir de la escena y terminar con todo.
Es el momento anterior al conflicto y sus desgracias. Los personajes no conocen aun la relación que existirá entre ellos y el único vínculo posible es la mujer con máscara, Leni. Los otros, los que están delante de la tela blanca y la multitud detrás de la tela, esperan. Lo único que tienen presente es el abismo que se abre a sus pies y el silencio anterior a la tormenta.
Puedo asegurar que Humberto Pérez imaginó una situación distinta mientras dibujaba y pintaba y raspaba y volvía a dibujar y a pintar y a raspar. Es la ficción que lleva a la ficción, que lleva a la ficción, que lleva a la ficción…
Print

Argumento.
El grupo espera. No habla, nadie habla. Tienen todo para decir pero no lo dicen. Tienen todo para hacer pero no lo hacen… Así, en silencio, comienza la historia…
Pierre Alechinski, pintor belga, dice que la margen, él la llama “Marginalia”, es el espacio alrededor del cuadro donde se anotan historias, nombres, resúmenes, agregados, fechas o datos que conducen al interior Edgar Allan Poe recopiló en un pequeño libro titulado “Marginalia” reflexiones que en ocasiones publicó en revistas.
© Saúl Alvarez Lara 2016


Libros publicados por Ficción.La.Editorial
Los encuentra en: ficcionlaeditorial@gmail.com o saulalvarezlara@gmail.comPrint

 

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Ficción, ficción… en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: